blog

Consecuencias del Brexit en tu empresa: ¿cómo prepararte?

La importancia de las consecuencias del Brexit dependen de los acuerdos bilaterales entre los implicados: si el gobierno británico y la Comisión Europea no alcanzan un acuerdo de salida amistoso, que incluya un periodo transitorio, se producirá un «Brexit duro» con el restablecimiento de las barreras comerciales previas a la formación de la Unión Europea. 

¿Cómo afecta el Brexit a tu empresa?

Un Brexit duro puede perjudicar a la empresa española, pues el Reino Unido es uno de sus principales mercados de exportaciones con 412.257,1 millones de euros al año 2018. Si, por el contrario, se alcanza un acuerdo respetuoso con la libertad comercial y de circulación de personas, se puede beneficiar la economía inglesa y la libra esterlina sin agraviar la de los demás países que mantengan relaciones comerciales con Reino Unido.

Las pymes y autónomos deben adaptarse a los cambios normativos que se avecinan a causa del Brexit, desde medidas comerciales duras que incluyan tratar a Reino Unido como cualquier país externo a la UE, hasta otras más flexibles.

Las empresas europeas que mantengan relaciones con el Reino Unido deben adaptar sus procedimientos internos en cuanto a la transferencia de datos personales, derechos aduaneros, importación/exportación de mercancías y licencias y autorizaciones, entre otras operativas.

Brexit: qué es y consecuencias

El 29 de marzo de 2019 se hace efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Esto implica que a partir del día 30 de marzo Reino Unido abandona el mercado único y la unión aduanera. La Primera Ministra Theresa May abogó desde el Parlamento británico un retraso del Brexit hasta el 30 de junio, mientras que la UE ofreció un año de margen.

El resultado del referéndum de 2016 plantea un nuevo escenario entre Reino Unido y la UE, con una zona caliente en la frontera entre Irlanda del norte y la República de Irlanda. Aún se desconoce hasta qué punto afectarán las consecuencias del Brexit al Acuerdo del Viernes Santo de 1998, que estableció una frágil paz entre los bandos del conflicto del Ulster.

Al desaparecer la libre circulación de personas y mercancías, los efectos del Brexit se notarán, tanto en las organizaciones, como en los flujos logísticos. Resulta necesario evaluar dicho impacto y adelantar lo posible las estrategias y trámites necesarios a partir de su puesta en marcha.

Efectos del Brexit en el ámbito aduanero y de los Impuestos Especiales

El Brexit afecta a los derechos de los ciudadanos europeos residentes en el reino unido y de los ciudadanos británicos residentes en la UE.

A partir de este momento, los flujos de mercancías entre España y Reino Unido quedan sujetos a formalidades aduaneras, porque dejan de considerarse operaciones intracomunitarias. La circunstancia implica la realización de controles aduaneros, la presentación de una declaración aduanera de importación/exportación, el pago de aranceles, certificaciones sanitarias y de calidad.

Entre otras cuestiones burocráticas, el Brexit implica que las mercancías procedentes de Reino Unido necesitan declaración sumaria de entrada, notificación de llegada, declaración de depósito temporal y declaración aduanera.

Los operadores económicos deben identificarse a efectos aduaneros con un número de registro e identificación (número EORI), válido en toda la Unión Europea. Si no disponen de un número EORI debe solicitarlo a través de la Sede Electrónica de la AEAT.

Si tu empresa está domiciliada en la Península, Baleares o Canarias, y realiza la exportación o importación de mercancías a Reino Unido, requiere la presentación de una declaración en aduana normal.

Las declaraciones aduaneras, según la normativa de la Unión, pueden presentarse en nombre propio o a través de un representante aduanero inscrito en el registro. Puedes asesorarte con OpenGes y determinar cuál es la declaración aduanera más oportuna en tu caso.

La normativa aduanera incluye procedimientos simplificados de declaración que se ajustan al tipo y volumen de tráfico generado. Conocerlos y aplicarlos puede aportar beneficios a la actividad comercial de tu empresa.

Otro punto a tener en cuenta es verificar si se requiere de tramitaciones adicionales previas para la obtención de autorizaciones o certificados. Esto dependerá de los bienes con los que se comercia.

¿Cómo afecta el Brexit al IVA?

Los envíos o exportaciones a Reino Unido estarán exentos de IVA. La forma de declarar dicha exención se justifica en la declaración aduanera.

En cuanto a las importaciones, están sujetas al pago del IVA a la importación. La declaración aduanera es la forma a través de la cual se declara dicho impuesto y cuenta con unos plazos estipulados para su ingreso.

Las cuotas del Impuesto a la importación pueden ingresarse en la declaración-liquidación correspondiente al período en que se reciba el documento con la liquidación practicada por la Administración (IVA diferido), aunque deben cumplirse ciertos requisitos.

Para optar al pago del IVA diferido debe presentarse el IVA mensual. Si tu declaración es trimestral, se puede cambiar a mensual mediante la inscripción en el Registro de devolución mensual (REDEME). En esta modalidad, quedas obligado al Suministro Inmediato de Información (SII).

Como las operaciones realizadas entre España y Reino Unido dejan de calificarse como intracomunitarias no deben informarse mediante la declaración recapitulativa modelo 349.

En el caso de los Impuestos Especiales aplicados a bebidas alcohólicas, tabaco o carbón, entre otros productos, con la llegada del Brexit se aplicará la normativa aduanera de la Unión, mientras que no exista un acuerdo específico.

El equipo de OpenGes está preparado para afrontar los cambios normativos que plantean las consecuencias del Brexit. La gestoría OpenGes te permite, a ti y a tu negocio, que los nuevos trámites se realicen de forma correcta, además de asesorarte sobre las novedades burocráticas y responder a tus consultas.