blog

Modelo 303. ¿Cómo presentar el IVA trimestral?

Ya finaliza el plazo para la presentación del modelo 303, y te ha pillado desprevenido, con las vacaciones de Semana Santa de por medio y todo a medio hacer.

¿Qué es el modelo 303?

El modelo 303 es uno de los más temidos por autónomos y empresas, ya que a través del cual se rinden cuentas con Hacienda para la presentación del IVA.

Este se presenta de forma trimestral. Para cumplimentarlo hay que recabar todas las facturas de compra y venta para poder calcular y entregar a Hacienda el IVA recaudado.

Es decir, y según define la normativa, el IVAgrava las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios y profesionales, las adquisiciones intracomunitarias y las importaciones de bienes”.

Explicado de forma más sencilla, decimos que cuando compramos o vendemos algo ese IVA es pagado o ingresado.

En nuestros productos o servicios como empresa, el IVA que aplicamos a los mismos debemos devolverlo. Es lo que se conoce como IVA devengado.

Por otro lado, la Agencia Tributaria debe devolvernos el IVA que la empresa ha pagado al realizar la compra de cualquier bien o servicio, por ejemplo, en la compra de un ordenador para el desarrollo de su actividad. A este es al que llamamos IVA soportado.

Lo que tendremos que liquidar con Hacienda es la diferencia entre el IVA ingresado y el pagado.

Tras dejar claro qué es el 303 queremos dejaros algunas consideraciones sobre el mismo:

  • Existen dos tipos de IVA:

– El Régimen General, que se aplica cuando a la actividad no le corresponde ningún régimen especial o bien, cuando se ha renunciado o queda excluido del simplificado o del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.

– El Régimen Simplificado. Se aplica a las personas físicas y las entidades en régimen de atribución de rentas, que desarrollen ciertas actividades establecidas por la Agencia Tributaria, y para determinados niveles de rendimiento en el desarrollo de las mismas. Estos declaran el IRPF a través del régimen de estimación objetiva o de módulos. Para poder acogerse al mismo se deben cumplir ciertos requisitos que puedes consultar en la página de la Agencia Tributaria.

  • Cuidado con la identificación. El no poner las cifras o el número correcto del DNI o CIF puede dar lugar a autoliquidaciones duplicadas. Todo profesional o empresario que realice una actividad económica está obligado a presentar el modelo 303. Independientemente del resultado de la declaración IVA: sea a devolver, ingresar, compensar, incluso si no tienen actividad.
  • El modelo 349 de operaciones intracomunitarias tiene correspondencia directa con el 303, por lo que has de declarar también en la autoliquidación de IVA los ingresos y gastos de las operaciones intracomunitarias para evitar descuadres.
  • La presentación del IVA se hace trimestralmente, pero puedes optar a hacerlo de manera mensual. Para ello debes estar inscrito en el “registro de devolución mensual”.
  • Debes tener en cuenta los tipos impositivos de cada producto, pues si aplicas un IVA incorrecto puede ser motivo de sanciones por parte de Hacienda.
  • Puedes desgravar todos aquellos directamente relacionados con tu actividad económica. Estos serán diferentes en función del trabajo que desempeñes. La Agencia Tributaria propone algunos en su web.
  • Cuidado con los retrasos en la presentación del modelo. Si lo haces fuera de plazo se te aplicarán los “recargos extemporáneos” cuyo importe variará en función del tiempo transcurrido.
  • La importancia de llevar la contabilidad al día. De no ser así, en muchos casos te encontrarás con facturas olvidadas que no podrás deducirte.

Pero si de verdad quieres estar tranquilo con que todo está bien presentado y no perder tiempo en ello, la mejor manera es que lo dejes en manos de especialistas como nosotros, ¡y tan solo desde 25€ al mes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *