blog

¿Aún no tienes claro para qué sirve el Modelo 179? Te lo explicamos

Las vacaciones de Semana Santa, este año algo pasadas por agua, ya han quedado atrás. Estas se consideran como la fecha clave que da comienzo al buen tiempo, y también a fantasear e ir planificando las siguientes, y cada vez más próximas, vacaciones de verano.

Mientras que unos tienen en mente su deseada estancia en ese piso de ensueño junto a la playa o en aquella casa de interior con mucho encanto, otros se frotan las manos con los beneficios que obtendrán de sus alquileres vacacionales.

Pero también existe otra figura, los intermediarios entre inquilinos y propietarios. Si te encuentras en ese grupo, ya seas particular o empresa, como ya sabrás, desde el pasado enero de 2019 existe un nuevo modelo en Hacienda que estás obligado a presentar. Este es el famoso 179.

Hacienda entiende por vivienda vacacional «la cesión temporal de uso de la totalidad de una vivienda amueblada y equipada en condiciones de uso inmediato, cualquiera que sea el canal a través del cual se comercialice o promocione, y realizada con finalidad lucrativa u onerosa”. El artículo 54 ter en el RD1065/2007 que desarrolla la Ley General Tributaria lo define de esta manera.

Algo interesante que podemos sacar de dicha definición es que el alquiler de una única habitación no se consideraría vacacional, por lo que no sería necesaria su declaración.

Su primera presentación se hizo de forma anual el pasado 31 de enero, donde debían recogerse todas las actividades concurridas durante 2018.

A partir de esta primera declaración, las posteriores se realizarán de forma trimestral.

Estas son las fechas de aquí hasta final de año para presentar el resto de los modelos de las operaciones realizadas en cada trimestre.
  • Primer trimestre: del 1 al 30 de abril
  • Segundo trimestre: del 1 al 31 de julio
  • Tercer trimestre: del 1 al 31 de octubre
  • Cuarto trimestre: del 1 al 31 de enero

El modelo 179 recoge información exhaustiva, entre las que se incluyen desde datos sobre el inmueble hasta el medio de pago usado para disfrutar del mismo:

1. Identificación del inmueble, incluyendo la direción completa del mismo y su referencia catastral si la tuviera.

2. Identificación del titular o titulares de la vivienda, del titular del derecho en virtud del cual se cede la vivienda (si es distinto del titular de la vivienda) y de las personas o entidades cesionarias.

3. Número de días en los que se cederá el disfrute de la vivienda para fines turísticos.

4. Número de contrato.

5. Fecha de inicio de la cesión e intermediación.

6. Importe percibido y el medio de pago usado.

Algunas dudas que en Openges sabemos que surgen con respecto a este modelo son:

– Si soy yo mismo el que alquilo la vivenda para disfrute vacacional, ¿tengo que persentar el 179?

No, pero si incluirlo en la Declaración de la Renta. Esta también sería la respuesta para aquellos que sólo alquilen una habitación y no el espacio completo.

– Si vivo de alquiler, y a su vez subarriendo la vivienda con fines turísticos.

No. Solo debería presentarse en el caso de existir un mediador para ello, ya fuera particular o empresa.

Si aún te quedan dudas, ¡contacta con los rebeldes del papeleo y las resolveremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *