Sin categoría

Actualización normativa COVID-19 Prestaciones para autónomos y extensión de ERTE (Octubre 2020)

Actualización normativa COVID-19

La Actualización normativa COVID-19 llegó hace escasas horas y a continuación enumeramos los detalles fundamentales que se establecen a través del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, para la prórroga de ERTE y cese de actividad para autónomos.

Resuelve todas tus dudas sobre las ayudas para autónomos y pymes con nosotros:

contrata openges

1. Ayudas para trabajadores autónomos

Prestación extraordinaria de cese de actividad por suspensión temporal de toda la actividad

La nueva prestación extraordinaria por suspensión de actividad está dirigida a aquellos trabajadores autónomos con una suspensión temporal de toda su actividad como consecuencia de una resolución de las autoridades administrativas competentes para la contención de la pandemia de la COVID 19.

Los requisitos para acceder a esta prestación son:

  • Estar afiliado y en alta en el Régimen Especial de la seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta propia o Autónomos (RETA) o, en su caso, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, al menos 30 días naturales antes de la fecha de la resolución.
  • Estar al corriente de pago de las cuotas.

La cuantía de la prestación será del 50% de la base mínima de cotización, cantidad que se incrementará un 20% si el trabajador autónomo es miembro de una familia numerosa.

El autónomo quedará exonerado de pagar las cuotas a la Seguridad Social, pero ese periodo le contará como periodo cotizado. La exoneración de cuotas se extenderá hasta el último día del mes siguiente al que se levante dicha medida.

 

Prórroga de la prestación ordinaria de cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia

La norma recoge igualmente la posibilidad de prorrogar la prestación ordinaria de cese compatible con la actividad hasta el 31 de enero, siempre que durante el cuarto trimestre de 2020 se sigan cumpliendo los requisitos exigidos para su concesión, entre ellos, acreditar una reducción en la facturación durante el cuarto trimestre de 2020 de al menos el 75% en relación con el mismo periodo de 2019, así como no superar unos rendimientos netos de 5.818,75 euros en el periodo octubre-diciembre de este año.

Los trabajadores autónomos que no hubieran percibido esta prestación en el tercer trimestre de 2020 podrán solicitarla ahora, siempre que hubieran percibido la prestación extraordinaria por cese actividad hasta el pasado 30 de junio y cumplan el resto de requisitos.

Podemos destacar como principal novedad, con respecto a la prestación vigente durante el tercer trimestre, la posibilidad de compatibilizarla con el trabajo por cuenta ajena siempre que:

  1. Los ingresos netos procedentes del trabajo por cuenta propia y los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no superen 2,2 veces el salario mínimo interprofesional. En la determinación de este cómputo, los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no superarán 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional.
  2. La cuantía de la prestación será el 50% de la base de cotización mínima que le corresponda en función de la actividad.
  3. Junto con la solicitud se aportará una declaración jurada de los ingresos que se perciben como consecuencia del trabajo por cuenta ajena, sin perjuicio de la obligación que asiste de presentar un certificado de empresa y la declaración de la renta a la entidad gestora de la prestación.

 

Nueva prestación extraordinaria para autónomos con bajos ingresos

Se aprueba a partir del 1 de octubre una nueva prestación extraordinaria de cese de actividad para autónomos con bajos ingresos que no puedan acceder a la prestación ordinaria por cese anteriormente citada. Se orienta, por ejemplo, a autónomos con tarifa plana que no cotizan por la contingencia de cese de actividad, o que no hayan cotizado el período mínimo necesario de 12 meses.

La cuantía de la prestación será del 50% de la base mínima de cotización e igualmente estará exonerado de abonar las cuotas y le computará como cotizado.

Podrán solicitar esta ayuda aquellos autónomos que estén afiliados y en alta en el Régimen Especial de la seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta propia o Autónomos (RETA) o, en su caso, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, con anterioridad al 1 de abril de 2020. Además, tendrán que estar al corriente de pago de las cuotas, no tener ingresos superiores al salario mínimo interprofesional en el último trimestre en su actividad por cuenta propia, y sufrir una reducción de al menos el 50% en relación a los ingresos del primer trimestre 2020.

Esta prestación será incompatible con la retribución de trabajo por cuenta ajena, salvo que los ingresos de este trabajo sean inferiores a 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional.

 

Cese de actividad para autónomos de temporada

Por último, se prorrogan las ayudas para los trabajadores autónomos de temporada con una flexibilización de los requisitos temporales. Esta prestación estará condicionada a haber cotizado un mínimo de cuatro meses entre los meses de junio y diciembre de 2018 y 2019, no superar los 23.275 euros de ingresos durante 2020 y no haber estado dado de alta o asimilado al alta desde 1 de marzo al 31 de mayo.

La cuantía de esta prestación será equivalente al 70% de la base mínima de cotización e incluye la exoneración de las cuotas.

 

2. Prórrogas de ERTE

El Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo establece en su primer artículo la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de Fuerza Mayor hasta el próximo 31 de enero de 2021.

A continuación, detallamos las nuevas modalidades de ERTE que estarán vigentes hasta el próximo 31 de enero de 2021.

 

ERTE de impedimento

Las empresas cuya actividad se haya visto suspendida por nuevas restricciones o medidas adoptadas a partir del 1 de octubre se encontrarán en situación de ERTE de impedimento. Estos negocios podrán acceder a una exoneración del 100% de los seguros sociales en plantillas de menos de 50 trabajadores y del 90% en organizaciones de 50 o más trabajadores.

A modo de ejemplo, a este tipo de ERTE podrían recurrir aquellos autónomos y pymes afectados por un rebrote por COVID-19 en su localidad o región, que provoque que la autoridad competente decrete el cierre temporal de sus negocios.

 

ERTE de limitación

Estarán en ERTE de limitación aquellas empresas cuya actividad no se vea del todo interrumpida por decisión sanitaria pero sí limitada. Protege a aquellas empresas que se vean afectadas por limitaciones puntuales, aunque puedan seguir operando. Por ejemplo, un cine que tiene limitado su aforo por motivos sanitarios.

En este tipo de ERTE, las exoneraciones para las empresas con 50 o menos trabajadores serán del 100% en octubre, del 90% en noviembre, del 85% en diciembre y del 80% en enero. Y para las firmas con una plantilla superior a dicha cifra, los porcentajes serán del 90% en octubre, del 80% en noviembre, del 75% en diciembre y del 70% en enero.

 

Exoneraciones en ERTE en sectores especialmente afectados

Por último, se detallan las exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social en los ERTE para negocios de sectores con una elevada tasa de cobertura por expedientes de regulación temporal de empleo y una reducida tasa de recuperación de actividad. Este tipo de ERTE se limita a negocios que desarrollen una actividad clasificada en alguno de los códigos CNAEs recogidos en el acuerdo.

También podrán acceder las empresas cuya actividad económica dependa mayoritariamente de las empresas cuyos CNAE se recogen en la norma o formen parte de su cadena de valor, es decir, que puedan acreditar que en 2019 la mitad de su facturación haya dependido de manera directa de aquellas empresas o bien si dependen de manera indirecta de las empresas incluidas en el listado de códigos CNAE-09.

Y para estos ERTE las exoneraciones serán lineales y también en función del tamaño de la empresa. Para las firmas con 50 empleados o menos las ayudas serán del 85% hasta enero y para las de más de 50 trabajadores el porcentaje será del 75%.

Se establece un nuevo periodo de 6 meses de salvaguarda del empleo para las empresas que se acojan a un nuevo ERTE exonerado. En el caso de que existiese un compromiso previo, el inicio del nuevo periodo de salvaguarda comenzará cuando haya concluido el del ERTE anterior.

Por último, destacar que las empresas acogidas a ERTE no podrán realizar horas extraordinarias, establecer nuevas externalizaciones de la actividad, ni concertarse nuevas contrataciones, directas o indirectas salvo por razones objetivas y justificadas.

Si necesitas información adicional sobre estas medidas o necesitas una gestoría para la gestión de tu negocio, no dudes en contactar  con la asesoría online OpenGes.

contrata openges