Sin categoría

Medidas para autónomos y Pymes en relación con el coronavirus

Actualizado: 18/03/2020

En OpenGes somos conscientes de que esta situación que atravesamos, como a todos, te estará afectando gravemente en lo personal y en lo profesional.

Por ello, y con motivo del brote actual de Coronavirus (COVID-19), queremos informarte que OpenGes cuenta con planes de continuidad que garantizarán que la atención de los gestores personales a vuestros negocios siga funcionando con la mayor normalidad posible, y con el objetivo de mantener, en la medida de lo posible, la calidad y los tiempos de respuesta en el día a día. Te pedimos para ello que, en la medida de lo posible, te comuniques con nosotros a través del área de conversaciones o solicitando una cita a través de Canal Rebelde. De esta forma nos ayudas a descongestionar la centralita telefónica y podremos atenderos como os merecéis.

En todo caso, estamos muy pendientes de la situación y de las medidas del gobierno que puedan ayudarte a paliar esta situación. Las principales, hasta la fecha, se relacionan con Real Decreto-ley 6/2020, de 10 de marzo, que establece que la situación de las personas forzadas a permanecer en su domicilio por razones sanitarias tendrá consideración de incapacidad temporal por accidente laboral.

Igualmente, en el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, se pueden destacar las facilidades de aplazamiento de deudas tributarias en el ámbito de la Administración tributaria del Estado:

  • Se concederán aplazamientos de deudas tributarias que se encuentren en período voluntario de pago desde el pasado 13 de marzo hasta el 30 de mayo.
  • El aplazamiento es previa solicitud, sin necesidad de aportar garantías y hasta un máximo de 30.000€.
  • Se permite también –hasta ahora se inadmitía- el aplazamiento de retenciones, ingresos a cuenta, pagos fraccionados e IVA.
  • Plazo de 6 meses sin devengo de intereses de demora en los 3 primeros.

Esta medida afectará, por ejemplo, a los pagos correspondientes al primer trimestre –como Retenciones, IVA y pagos fraccionados de empresarios y de Sociedades-, cuyo plazo de presentación termina el 20 de abril.

Respecto al resto de medidas, podemos destacar las siguientes:

  • Extensión de la bonificación a los contratos fijos discontinuos a los meses de febrero a junio en empresas dedicadas a actividades encuadradas en los sectores del turismo, así como los del comercio y hostelería, siempre que se encuentren vinculadas a dicho sector del turismo.
  • Se habilita una línea de financiación específica a través del ICO por importe de 400 millones de euros para atender las necesidades de liquidez de las empresas y trabajadores autónomos del sector turístico, así como de las actividades relacionadas que se estén viendo afectadas por la actual situación.

Por último, destacamos las medidas incorporadas en Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

En esta extensa norma se incorporan numerosas medidas de carácter excepcional y, entre todas ellas, destacamos las siguientes como de especial interés para el colectivo de autónomos y pymes:

  • Medidas de apoyo a trabajadores, facilitando medidas de apoyo del trabajo a distancia, así como medidas para favorecer la conciliación laboral, mediante el derecho de los trabajadores por cuenta ajena que acrediten deberes de cuidado a personas dependientes por las circunstancias excepcionales relacionadas con la prevención de la extensión del COVID-19 a acceder a la adaptación o reducción de su jornada, con la consiguiente disminución proporcional del salario.

En relación con la casuística de los autónomos, se crea una prestación extraordinaria por cese de actividad, con una vigencia limitada a un mes desde la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma, o hasta el último día del mes en que finalice dicho estado de alarma, de prolongarse éste durante más de un mes. De esta forma, los autónomos cuyas actividades queden suspendidas, en virtud de lo previsto en el mencionado Real Decreto, o, en otro caso, cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior, tendrán derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad.

  • Medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos, especificándose que las pérdidas de actividad consecuencia del COVID-19 tendrán la consideración de fuerza mayor a los efectos de la suspensión de los contratos o la reducción de la jornada y se agiliza la tramitación de los procedimientos de regulación de empleo, tanto por fuerza mayor, como por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Los trabajadores afectados por ERTEs tendrán acceso a la prestación contributiva por desempleo, aunque carezcan del periodo de cotización necesario para tener acceso a ella y, adicionalmente, que el periodo de la suspensión del contrato o la reducción de la jornada durante el que estén percibiendo dicha prestación no les compute a efectos de consumir los periodos máximos de percepción legalmente establecidos.

Igualmente, en los casos de fuerza mayor regulados en esta norma, otra de las novedades incorporadas es la exoneración a las empresas del pago del 100 % de la aportación empresarial a la Seguridad Social cuando se trate de empresas de menos de 50 trabajadores.

  • Medidas de garantía de liquidez para sostener la actividad económica, aprobando una línea de avales por cuenta del Estado para empresas y autónomos de hasta 100.000 millones de euros, que cubra tanto la renovación de préstamos como nueva financiación.

Por esta misma razón, en aras de facilitar el pago de las deudas tributarias, se flexibilizan los plazos para el pago, tanto en período voluntario como en período ejecutivo, así como el pago derivado de los acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento.