blog

Falsos autónomos: todo lo que necesitas saber para que no te engañen

falsos autónomos

Desde la llegada de la crisis económica a España, la figura del falso autónomo es cada vez más utilizada por las empresas para disminuir sus gastos; por eso, en este post te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre esta práctica ilegal.

¿Qué es un falso autónomo?

Un falso autónomo es un trabajador inscrito en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que realiza su jornada laboral para una empresa como si de un empleado por cuenta ajena se tratase.

 

Estos trabajadores no tienen la autonomía de un autónomo y su jornada laboral depende del empresario, como si de un empleado más se tratase. A pesar de ser una figura ilegal, esta práctica está cada vez más extendida porque las empresas se ahorran grandes cantidades de dinero en los costes derivados de la Seguridad Social.

Características de los falsos autónomos

Si hay algo que caracteriza a los falsos autónomos es que son los grandes perjudicados de este tipo de contratos. Estos trabajadores poseen todas las desventajas y obligaciones fiscales de los autónomos pero, además, deben cumplir con las normas establecidas por el empresario.

 

Estos empleados no disponen de un contrato laboral con la empresa; es decir, no tienen una nómina establecida y cobran en función del trabajo realizado. Además, deben abonar ellos mismos su cuota mensual de autónomos y deben realizar su declaración de IVA e IRPF.

 

Por otra parte, el falso autónomo no cuenta con ningún tipo de derecho reconocido por el Estatuto de los Trabajadores o el Convenio Colectivo, lo que conlleva a una gran pérdida de prestaciones.

A quién beneficia la figura del falso autónomo

El claro beneficiario del surgimiento del falso autónomo es el empresario; así, se ahorra los gastos de la Seguridad Social y puede ser más competitivo. De esta forma, el trabajador es el gran perdedor porque no tiene los derechos de los autónomos, como indemnización por despido, a baja médica y debe ser él mismo quien abone su cuota a la Seguridad Social.

Ventajas y desventajas del falso autónomo para los empleados

Un trabajador no cuenta con ninguna ventaja al ser falso autónomo; es cierto que, en ocasiones, puede facturar a otros clientes, pero son más los inconvenientes que obtiene.

  • Debe darse de alta en el RETA.
  • Debe pagar la cuota de autónomos, el IVA y el IRPF.
  • No dispone de nómina porque factura a la empresa para cobrar por su trabajo.
  • No forma parte de la plantilla.
  • No tiene ningún derecho a permisos retribuidos, reducción de jornada o cualquier ventaja a la que pueda acceder un trabajador del Régimen General.
  • No puede disfrutar de vacaciones pagadas.
  • No tiene derecho a indemnización por despido.
  • No tiene derecho a paro.
  • Si debe hacer una demanda judicial tiene que hacerlo por la vía civil, no por la social.

¿Por qué utilizan las empresas esta figura ilegal?

A pesar de ser ilegal, las empresas utilizan la figura de los falsos autónomos porque sus costes son menores y el empresario ahorra gastos y puede ser más competitivo.

Riesgos para la empresa de contar con falsos autónomos

La figura del falso autónomo está muy extendida en la actualidad por parte de las empresas. A pesar de ello, su práctica supone importantes riesgos para el negocio.

  • Si se realiza una Inspección de Trabajo y se detecta esta situación de irregularidad, el empresario debe dar de alta al trabajador en la Seguridad Social.
  • En estos casos, la empresa está obligada a firmar con el trabajador un contrato indefinido.
  • Del mismo modo, el empresario deberá pagar las cuotas no abonadas. Además, a esta cantidad habría que añadirle un sobrecargo que varía en función de parámetros como el tiempo que haya estado el trabajador como falso autónomo, entre otros.

Desventajas para la empresa en caso de declaración de laboralidad

A pesar de existir múltiples ventajas para la empresa, también existen desventajas, entre las que encontramos:

  • Si se realiza una reclamación por despido, la empresa debe dar al trabajador la indemnización máxima legal.
  • Si se realiza una Inspección de Trabajo, la sanción puede oscilar entre desde los 3.126 hasta los 10.000 euros.
  • Se pueden reclamar las cotizaciones de los últimos 4 años.

Sanciones para empresas que contratan falsos autónomos

El artículo 22 de la Ley sobre Infracciones y Sanciones del Orden Social establece una serie de sanciones económicas a las que debe hacer frente una empresa si se realiza una Inspección de Trabajo y tiene contratado un falso autónomo.

  • Sanción de grado mínimo: de 3.126 a 6.250 euros.
  • Sanción de grado medio: de 6.251 a 8.000 euros.
  • Sanción de grado máximo: de 8.001 a 10.000 euros.

Del mismo modo, la Inspección de Trabajo obligará al empresario a dar de alta al trabajador en el Régimen General de la Seguridad Social y le puede exigir el pago de las cuotas que debería haber cotizado durante el tiempo que haya estado trabajando como falso autónomo.

 

Asimismo, el tipo de contrato debe ser indefinido y se debe mantener la antigüedad del trabajador. Y no solo eso, tener en la plantilla un falso autónomo puede ser un delito penal para el empresario y las cuotas que debe abonar pueden llegar hasta los 50.000 euros.

¿Cómo saber si eres un falso autónomo?

A continuación te damos una serie de factores que pueden ayudarte a detectar eres un falso autónomo.

  • Exclusividad: trabajas únicamente para una empresa y no puedes hacerlo para ninguna otra. Un autónomo tiene la libertad de poder elegir, de no poder hacerlo, te encontrarías en un régimen de falso autónomo.
  • Puesto de trabajo fijo: el empresario requiere tu presencia en su negocio de forma permanente, al igual que cualquier empleado. Una de las ventajas de los trabajadores independientes es que tienen un horario flexible y no cuentan con un puesto fijo.
  • Vacaciones limitadas: un autónomo independiente tiene la libertad para establecer sus días de vacaciones como prefiera. Por eso, si estos días de descanso son estipulados por el empresario, esto quiere decir que eres falso autónomo.
  • Salario fijado por la empresa: el autónomo debe ser quien establezca sus tarifas, no el empresario.

Denunciar la situación de falso autónomo

Si después de haber leído el apartado anterior te has dado cuenta que te encuentras en una situación de falso autónomo, lo más recomendable es denunciar esta situación ante la Inspección de Trabajo.

Para llevar a cabo estas denuncias, los falsos autónomos disponen de un plazo de 20 días hábiles desde que han sido despedido para denunciar esta situación.

Procedimiento de denuncia a empresas con falsos autónomos

Existen cuatro formas de denunciar a una empresa con falsos autónomos.

  1. Denuncia anónima: el buzón de lucha contra el fraude laboral establece un formulario donde se identifica al demandado, no al demandante. En estos casos, se puede realizar una Inspección de Trabajo.
  2. Denuncia formal: si lo deseas, puedes establecer una denuncia formal ante la Inspección de Trabajo.
  3. Denuncia ante los Juzgados de lo Social: el juez es la persona encargada de analizar esta situación.
  4. Denuncia, tras un despido, ante los Juzgados de lo Social: esta situación se utiliza cuando la empresa ha rescindido los servicios y se quiere compensar la relación laboral como si fuera un despido.

Recomendaciones para realizar una denuncia

Si decides denunciar a una empresa por tener falsos autónomos, lo mejor es que sigas las siguientes recomendaciones.

  • Antes de realizar ninguna acción, asesorate con un asesoría como Openges.
  • Recopila todas las pruebas posibles como, por ejemplo, horarios o nóminas.

Situación de los falsos autónomos en España

En la actualidad, es difícil saber el número de falsos autónomos que hay en España. Las estadísticas de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos establecen que, de los 3’2 millones de autónomos que hay en nuestro país, entre 90.000 y 100.000 son falsos autónomos.

 

Por su parte, la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores aumenta esta cantidad y asegura que más de 210.000 trabajadores en España son falsos autónomos.

¿Sabrías diferenciar entre un autónomo dependiente y falso autónomo?

Es fundamental diferenciar entre falso autónomo y un autónomo económicamente dependiente. Este último es una figura reconocida dentro del ordenamiento jurídico y se conoce como Trade.

 

Este profesional lleva a cabo una actividad profesional de forma directa y habitual para una persona física y jurídica; de forma que, como mínimo, el 75% de sus ingresos dependen del empresario. Además, tiene la libertad de determinar sus horarios mientras que un falso autónomo no.