blog

Nuevo sistema de cotización de los autónomos

El nuevo sistema de cotización de los autónomos

En enero de 2023 entrará en vigor el nuevo sistema de cotización para los trabajadores por cuenta propia. A partir de ese momento los autónomos pagarán sus cuotas a la Seguridad Social en función de sus ingresos reales.

En este artículo te explicamos los principales cambios que supondrá la aplicación del Real Decreto-ley 13/2022, aprobado por el parlamento a finales del mes de agosto.

15 tramos con diferentes cuotas

El nuevo sistema establece 15 tramos diferentes de cuotas en función de los rendimientos netos del autónomo. El modelo actual, tal y como se explica en el Real Decreto, ha hecho que cerca del 80% de los trabajadores por cuenta propia opten por la base mínima de cotización “al margen de los rendimientos reales que obtienen por su actividad”. Con el nuevo sistema se corregirá “la desprotección que genera el sistema actual, que da lugar a pensiones de autónomos un 43% más bajas que las de los asalariados”, asegura el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

A partir de enero de 2023 la cuota mínima será de 230 euros mensuales, 64 menos que la que hay ahora. Para los autónomos con menos ingresos supondrá un cierto ahorro que irá incrementándose a medida que se desarrolle el nuevo sistema. El objetivo es que en el 2025, la cuota mínima quede en solo 200 euros.

A nivel porcentual los autónomos con ingresos más bajos verán como su cuota se reduce más del 30% respecto a la actual. Los trabajadores con rendimientos por debajo del SMI, pagarán entre 200 y 260 euros al mes en 2025. El texto también fija una cuota bonificada para los nuevos autónomos de 80 euros durante doce meses, extensible a otros doce meses si los ingresos netos siguieran siendo bajos.

El nuevo modelo, que se aplicará a los 3,4 millones de trabajadores por cuenta propia que hay en España, tendrá un periodo de transición de 9 años. El decreto establece que el sistema sea evaluado cada tres años.

Cómo será la cotización de los autónomos en los próximos tres años

A partir del próximo año los rendimientos netos se calcularán deduciendo de los ingresos todos los gastos producidos durante el ejercicio de la actividad y necesarios para que el trabajador obtenga ingresos. Sobre esa cantidad se aplicará adicionalmente una deducción por gastos genéricos del 7% (3% para los autónomos societarios). El resultado serán los rendimientos netos y esa será la cifra que determinará la base de cotización y la cuota correspondiente.

nuevo sistema de cotización de los autónomos

 

Los tramos se podrán cambiar seis veces al año

Los trabajadores por cuenta propia podrán cambiar hasta en seis ocasiones en un solo año sus tramos de cotización. Tal y como sucede con el IRPF, si el autónomo cotiza por encima de sus ingresos reales la Seguridad Social le devolverá la diferencia. Si es al contrario, deberá pagar lo que le falte.

 

Ventajas y desventajas de las nuevas cuotas

Entre las ventajas de nuevo sistema de cotización de los autónomos destacamos:

  • El sistema progresivo es más justo. Quien más gana más paga, pero además se permite a los autónomos adaptar su cuota a sus ingresos reales.
  • Mejorar la protección social de los autónomos: Los trabajadores no tendrán que pagar más para obtener las prestaciones por desempleo que le correspondan.
  • Mejora la sostenibilidad del sistema de pensiones de la Seguridad Social.

¿Y cuáles son las desventajas del nuevo sistema?

  • El emprendimiento y el autoempleo ya no serán tan atractivos, ya que el autónomo ya no podrá elegir entre más ingresos a corto plazo o más prestaciones.
  • Los autónomos con más éxito deberán pagar más.
  • Economía sumergida. Los más pesimistas creen que el nuevo sistema fomentará la economía sumergida, ya que los que más ganan tratarán de contener sus ingresos para no pasar a los siguientes tramos.

Los autónomos subirán sus precios para poder mantener su poder adquisitivo